lunes, 19 de septiembre de 2011

A TRAVÉS DEL TIEMPO: ¡ROCKDRIGO GONZÁLES CON LA RAZA CHIDA!


Rodrigo González no sólo evoluciona
en Rockdrigo, sino que comienza a
perfilarse como vocero de un
lenguaje urbano hasta entonces no
escrito, de un dialecto social que
surge en la colisión de dos décadas.



Rodrigo González capta y expresa la
experiencia defeña como un observador
a quien le impresionan las características
de la ciudad que son naturales y
normales para quien nace, crece y está
habituado a ella.





ASÍ FUE LA VIDA DE ROCKDRIGO GONZÁLES


 
Una muerte prematura y trágica ocurrida el  momento ascendente de su carrera convirtió a un músico y  compositor mexicano en una leyenda del rock urbano en México.

Gracias a esa leyenda, la obra musical de Rodrigo González, también conocido en el ambiente como Rockdrigo, ha llegado a alcanzar una  fama que supera en mucho la relativa popularidad que tuvo en vida.

Y aunque su vida terminó súbitamente bajo los escombros de un  edificio derrumbado por el terremoto que sacudió la Ciudad de México en 1985, su obra sobrevivió para instituir un legado no  solamente musical sino de relevancia sociocultural, y para dar  surgimiento a esa leyenda que sustenta hoy su música y su manera  de ver la vida.

Rodrigo González (1950-1985) siguió el mismo patrón migratorio de  miles de individuos que buscan mejores oportunidades en la gran  ciudad, al emigrar desde su natal Tamaulipas al Distrito Federal.  Confiado quizás en su propio talento y en el potencial de su visión  musical, se aventuró a probar suerte en un contexto cultural más  amplio, adverso y competitivo que el de su ciudad, Tampico.

Antes de dejar el terruño del puerto y viajar a la ciudad, Rodrigo ya  había intuido en los acordes rudimentarios de su guitarra y el lirismo  de sus incipientes letras la fuerza latente de su genio musical. Pero a su enfoque provincial aún le esperaba el choque cultural del Distrito  Federal que cual vasto mar ahoga los anhelos de miles de  provincianos.

Sorprendentemente, Rodrigo González no sólo aprendería casi  innatamente a navegar sobre los retos que le presentaría la ciudad,  sino que valiéndose de su intuición de músico nato llegaría a  absorber y asimilar la idiosincrasia de la capital, a interpretarla en su  propio idioma poético y, mediante su cosmovisión, saber reconocer y  evaluar la época y la cultura en que se desarrolló como compositor y  músico.

A partir de esa cosmovisión instintiva, Rodrigo no sólo evoluciona en Rockdrigo, sino que comienza a perfilarse como vocero de un  lenguaje urbano hasta entonces no escrito, de un dialecto social que  surge en la colisión de dos décadas, los setentas y ochentas.  Rodrigo se abre paso con su guitarra a través de la espesa “selva  cotidiana”, y al hacerlo abre también un conducto para miles de  jóvenes, ya sean provincianos o citadinos, que alienados por una  ciudad apabullante que les restringe y rechaza, comienzan a  despertar, a reaccionar contra pesadillas sociales como la de la  matanza de estudiantes en Tlatelolco 1968.

Con sus canciones, Rodrigo le pone voz, música y expresión a la  condición marginada y reprimida de una nueva generación que aún  está por definirse y manifestarse. Al hacerlo, da forma a una  temática que viene a comunicar las nociones comunes de la vida de  esa cohorte inconforme que busca no solamente desenvolver su  identidad, sino darle cauce a su causa.

Rodrigo González se desenvuelve movido por su propia necesidad a  través de una inspiración poética, pero nunca teórica. Tampoco se  afana en buscar una rima exacta y vacía. Saliendo de su caparazón  provinciano y mediante una metamorfosis sociocultural y citadina,  originada a partir de sus vivencias, se gesta en él una mezcla de  sentimiento de melancolía, de paradoja de sentirse solo en medio de  una ciudad ambigua y sobrepoblada, y del deseo de pelear contra la  automatización y la imposición de estereotipos. La vida en el Distrito Federal lo lleva a blandir su talento como protesta contra “la  máquina” que lo ha vuelto en “una sombra borrosa”.

Su monólogo se convierte así en dialogo, después en conversación, y  luego en mensaje popular. Sus canciones encienden naturalmente el  fuego latente de un conglomerado “insatisfecho” que busca  análogamente resolver cuestionamientos semejantes, paralelos a  los que, el ahora Rockdrigo, comienza a proponer respuestas que  resuenan con un tono familiar en los oídos de esa multitud que se  identifica con esa temática, porque deletrea para ellos su propia posición social. Sin proponérselo, Rockdrigo toca así fibras sensibles con sus canciones que irremediablemente se convierten en himnos y  lemas de batalla para una juventud en pie de lucha.

Rockdrigo ataca frontalmente el anonimato en la ciudad-monstruo dando rienda suelta a su inspiración, que fluye natural y genuina  porque él mismo experimenta la sensación de “hoja seca que vaga  en el viento”. Su letra y música convocan así, involuntaria pero  comprensiblemente, a miles de jóvenes que se reconocen a sí  mismos y se ven, como en un espejo, en las canciones de Rodrigo  González, quien los representa auténticamente y con quien  comparte la misma lucha para lograr un espacio contra las fuerzas  sociales de la ciudad que los discrimina y los excluye.

De esta manera, la vida en la “vieja ciudad de hierro” impresionó y determinó la carrera del tampiqueño, quien paulatinamente llegaría a  ser un certero exponente de la experiencia urbana en el Distrito Federal. Esto no deja de tener un sentido un tanto paradójico por tratarse de un joven provinciano que llegaría a ser reconocido como un genuino precursor del rock urbano.
La aparente paradoja que pudiera representar el  hecho de que un provinciano como Rodrigo González haya llegado a capturar la esencia de la experiencia urbana en el Distrito Federal a través de sus canciones, en realidad tiene mucho sentido y lógica.

Cuando Rodrigo emigra a la Ciudad de México en 1977 ya es un hombre de 27 años de edad. No experimenta la vida como hijo de provincianos nacido en el Distrito Federal, ni crece bajo las mismas circunstancias de millones de estos jóvenes que eventualmente llegan a ser atraídos por la letra y la música de sus canciones.

Aún así, Rodrigo sí experimenta el choque cultural que le plantea la ciudad de México, pero sus vivencias ocurren desde otra perspectiva.  Muchas de las letras de sus canciones constatan esas impresiones y vivencias acerca de la vida en la capital.

Como músico y compositor talentoso, y precisamente por ser provinciano él mismo, Rodrigo capta y expresa la experiencia defeña como un observador a quien le impresionan las características de la ciudad que son naturales y normales para quien nace, crece y está habituado a ella.

Teniendo en cuenta lo anterior, se deduce que la inspiración nata de Rodrigo González, su evidente cualidad de observador social, su habilidad de saberse entremezclar con la gente del pueblo, así como su análisis desde una perspectiva de provincia, lo ayudan a desarrollar su visión musical y después a llegar a ser un legítimo exponente del rock urbano en México.


 


 
Migración y marginación en el Distrito Federal

La migración de provincia hacia la Ciudad de México está estrechamente ligada a la vida cotidiana y a los problemas sociales de la misma. Los millones de migrantes de los estados de la república contribuyeron en mucho a la explosión demográfica que la Ciudad de México experimenta durante varias décadas.

El fenómeno demográfico de los migrantes que provienen de regiones empobrecidas de la provincia y directamente de áreas rurales al Distrito Federal, crea toda una problemática social que se fusiona con los problemas propios de la vida citadina.

La migración desenfrenada a la ciudad crea enormes cinturones de pobreza, da lugar a las llamadas “ciudades perdidas” (como el Campamento 2 de Octubre, al oriente de la ciudad), las cuales carecen de la más mínima planeación urbana para viviendas y de los servicios públicos más básicos. Esto da lugar al surgimiento constante de una sub-economía informal y ambulante, y produce un ambiente de contrastante desventaja para el provinciano, posicionándolo en una terrible disparidad económica y social.

A partir de este fenómeno demográfico y social, los individuos migrantes forman miles de familias, por lo general numerosas, las cuales se ven precisadas a vivir en áreas de marginación extrema en donde las precarias condiciones apenas les alcanzan para sobrevivir.

Miles de jóvenes con las aspiraciones naturales de su edad comienzan paulatinamente a despertar a esta problemática, a darse cuenta de su entorno, a percatarse de sus condiciones en comparación con otras prevalentes en la gran ciudad, y a experimentar factores sicológicos producto de las disparidades que los separan de las mejores oportunidades en términos de educación, empleo y movilidad social, entre otras.

A parte de los problemas característicos de la adolescencia y la juventud, estos jóvenes se ven forzados además a remar contra una corriente socioeconómica, a verse precisados a trabajar desde temprana edad, y a descuidar la escuela o a desertar definitivamente de ella. Asimismo, se enfrentan a las presiones que les impone una sociedad de consumo que crea expectaciones imposibles de lograr.

A su vez, estas circunstancias los llevan a ser objeto de estereotipos negativos y contraproducentes que terminan empeorándoles el paisaje social, a encasillarlos en funciones laborales desfavorables, y a ponerlos en un círculo vicioso que los atrapa, muchas veces para el resto de sus vidas, en callejones sin salida.

Imposibilitados de incorporarse a la corriente principal de la sociedad, estos jóvenes comienzan a expresarse a través de la rebeldía en contra de las estructuras sociales que en lugar de habilitarlos los restringen y los limitan. Al sentirse enajenada y excluida, esta juventud relegada y discriminada comienza a crear sus propios mecanismos de supervivencia, su propia expresión y dialecto, y a luchar por cualquier medio para demandar los derechos y privilegios de los que son privados por su condición marginada.

Las propuestas que estos jóvenes llevan a cabo para enfrentarse esa situación con regularidad los llevan a la violencia, al consumo de enervantes y a la delincuencia. Con el tiempo emergen de entre ellos mismos grupos comunes de lucha como las pandillas, y a crear subculturas que les permiten expresarse a través de su propia vestimenta, su propia música, y su propio lenguaje, entre otras expresiones que ellos mismos sustentan y propagan.


De esta manera, estos jóvenes inventan y descubren sus propias identidades, mismas que los habilitan dentro de su propio organigrama de lucha social a destacar y a abrirse paso en campos como las artes o algunas otras expresiones culturales.

En lugar de conformarse a querer encajar en moldes que les son ajenos, los jóvenes crean sus propios parámetros y afirman su condición de marginados como punto de orgullo e identidad. En vez de negar su condición, la afirman como ventaja para desarrollarse en una sociedad hostil y enajenante.

De esta manera se vengan de la sociedad que establece expectativas de triunfo solamente para quienes son guapos,  adinerados, poderosos, educados, reafirmando exactamente características opuestas.

Esta expresión crea un acueducto social de desahogo y afirma esa identidad construida que les lleva a encontrar valor en quienes son. En vez de aceptar el rechazo encuentran una respuesta y una salida a su propia problemática y a los obstáculos que les presenta la sociedad.

A mediados de los años 70s, muchos de esos jóvenes comienzan a descubrir y a escuchar en sus tocadiscos canciones como Abuso de autoridad, Nuestros impuestos están trabajando, y Perro negro y callejero, interpretadas por Alejandro Lora y su grupo Three Souls in my Mind (ahora conocido como

El Tri).

Fue a través de canciones como esas bajo el género del rock que los sentimientos reprimidos de los jóvenes comenzaron a tener una salida, a través de letras en las que se reconocían y con las que se identificaban, y a las que respondían y reaccionaban en contra del sistema y problemas como la desigualdad social.

Hacia finales de esa década y dentro de ese contexto, Rodrigo  González arribaría a la Ciudad de México, y dentro de algunos años vendría a desarrollar ese lenguaje musical que llegaría a dar una expresión original y única al rock urbano mexicano, y que serviría  como grito de batalla para miles de jóvenes y con el cual hoy todavía  se identifican.
Por Eduardo Barraza




Rodrigo Eduardo González Guzmán (n. Tampico, Tamaulipas; 25 de diciembre de 1950 - f. Ciudad de México; 19 de septiembre de 1985) fue un músico mexicano conocido con el sobrenombre de "Rockdrigo". Nació en el estado de Tamaulipas y radicó en la ciudad de México durante los últimos años de su vida. Junto con músicos como Jaime López y Rafael Catana, fue el principal promotor del Colectivo Rupestre, un núcleo de artistas importante para la historia del rock mexicano.
Rockdrigo es célebre por su canción Estación del Metro Balderas, que se hizo popular gracias a la versión de El Tri editada en el álbum El Tri...
simplemente. pocos meses antes de su muerte durante el terremoto del 19 de septiembre de 1985.

Presente en las almas de Apocalipsis Radial y la raza chida que te recuerda con afecto y admiración.


¡Descansa en paz hermano!





TERREMOTOS ¡ALERTA! ¡CUIDA TU VIDA Y LA DE LOS TUYOS!


TERREMOTO
Un terremoto es el movimiento brusco de la Tierra (con mayúsculas, ya que nos referimos al planeta), causado por la brusca liberación de energía acumulada durante un largo tiempo. La corteza de la Tierra está conformada por una docena de placas de aproximadamente 70 km de grosor, cada una con diferentes características físicas y químicas. Estas placas ("tectónicas") se están acomodando en un proceso que lleva millones de años y han ido dando la forma que hoy conocemos a la superficie de nuestro planeta, originando los continentes y los relieves geográficos en un proceso que está lejos de completarse. Habitualmente estos movimientos son lentos e imperceptibles, pero en algunos casos estas placas chocan entre sí como gigantescos témpanos de tierra sobre un océano de magma presente en las profundidades de la Tierra, impidiendo su desplazamiento. Entonces una placa comienza a desplazarse sobre o bajo la otra originando lentos cambios en la topografía. Pero si el desplazamiento es dificultado comienza a acumularse una energía de tensión que en algún momento se liberará y una de las placas se moverá bruscamente contra la otra rompiéndola y liberándose entonces una cantidad variable de energía que origina el Terremoto.
Las zonas en que las placas ejercen esta fuerza entre ellas se denominan fallas y son, desde luego, los puntos en que con más probabilidad se originen fenómenos sísmicos. Sólo el 10% de los
terremotos ocurren alejados de los límites de estas placas.
La actividad subterránea originada por un volcán en proceso de erupción puede originar un fenómeno similar.
En general se asocia el término terremoto con los movimientos sísmicos de dimensión considerable, aunque rigurosamente su etimología significa "movimiento de la Tierra".


Inolvidable catástrofe dejo marcado el corazón de México y sus habitantes. A pesar del tiempo transcurrido se sigue recordando por el impacto que causo y que a raíz de este suceso es motivo de  impulsar  medida de prevención en todo el país realizando simulacros en diversas instituciones generalizadas. Los simulacros son efectuados con las medidas que se  proporcionan para conocer acciones a tomar en caso de algún sismo que se presente. Aunque  es difícil manejar la situación ante un sismo, se requiere que realmente  cada persona este preparada mentalmente dado el caso, sea consiente del peligro en el que se encuentra y poder concientizar las medidas de prevención, tener la condición para salvaguardar su vida y de quien este consigo. Estemos siempre ¡Alerta!, los desastre naturales no avisan, ni se registran del todo. ¡Cuida tu vida y la de los tuyos! 
Este video muestra parte del suceso relevante y fortuito.



Hoy, 19 de septiembre, se cumplen 26 años del terremoto que sacudió a la ciudad de México en 1985. Desde entonces, hubo un antes y un después en la sociedad mexicana; la solidaridad mostrada por los capitalinos no tenía precedente en nuestro país.
Hay imágenes icónicas de los estragos que causó el sismo – la más famosa de ellas, de los escombros del Hotel Regis con las letras de su nombre entre ellos. Ahora, más de 2 décadas después, esto es lo que hay en lugar de escombros, en los lugares donde fueron tomadas estas imágenes.
Los “Televiteatros”, en avenida Chapultepec, sufrieron fuertes daños. Hoy, en un edificio completamente nuevo, siguen siendo teatros, pero ahora son los teatros Telmex.
Del icónico hotel Regis en Avenida Juárez no quedó más que el letrero. Hoy, en su lugar, está la Plaza de la Solidaridad, donde hay un monumento en memoria de las víctimas del terremoto del 85.
El hospital Juárez de la Ciudad de México quedó en ruinas, pero, milagrosamente, se logró rescatar a 3 recién nacidos, 7 días después de que sus 12 pisos se derrumbaran.
Aunque ninguna persona perdió la vida en el Centro Médico Nacional, los edificios quedaron inservibles, y se tuvo que reubicar a todos los pacientes y equipo médico a otros hospitales.
Toda la comunicación sobre los hechos sucedidos el 19 de septiembre de 1985, se dio a través del radio, ya que la instalaciones de la televisora más grande del país, Televicentro (después Televisa) estaban completamente destruidas.

“A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante”.
Oscar Wilde (1854-1900) Dramaturgo y novelista irlandés.
¡Descansen en paz hermanos  fallecidos en el terrible terremoto  del 19 de Septiembre de 1985!



MEDIDAS DE PREVENCIÓN Y ACCIÓN EN CASO DE SISMO
Como es por todos sabido, en un país con un alto riesgo sísmico tenemos como institución la obligación de orientar a nuestros alumnos sobre la manera correcta de actuar en caso de una emergencia de este tipo, ya sea que ésta se dé durante los períodos de clase, durante el recreo o almuerzo o cuando estén en sus hogares.
En el Colegio:
Es de suma importancia tener dentro de las aulas un buen control sobre los útiles, bolsones, libros o loncheras que puedan representar un obstáculo a la hora de intentar protegerse bajo los pupitres o evacuar el aula, por tal motivo es importante que utilices los lockers de forma eficiente para evitar la acumulación innecesaria de materiales dentro de la clase, así como guardar los útiles dentro de las áreas destinadas para dicho fin en los pupitres.
Las filas de pupitres de los extremos del aula deben estar a no menos de un metro de las paredes, en primer lugar para evitar que la pared entorpezca una salida adecuada y en segundo por el riesgo tan grande que las ventanas representa al momento de un sismo por leve que éste sea.
En algunas ocasiones las filas de pupitres del lado de la puerta bloquean parcialmente la salida, debemos asegurarnos que esto no ocurra debido a que esto reduce de forma considerable el tiempo de evacuación.
Antes que nada debes saber que lo más importante durante una emergencia es guardar la calma y estar atentos a las indicaciones que se te den.
Cuando ocurre un sismo la primera acción que debes tomar es resguardarte bajo la paleta del pupitre y colocar tus manos sobre la cabeza, para protegerte de fragmentos del techo, terraza, lámparas o vidrios que puedan caer.
 (debes siempre tomar en cuenta que este procedimiento es transitorio ya que el objetivo principal siempre será evacuar el aula, por lo que debes estar preparado esperando el momento en el que el maestro diga que deben abandonar sus lugares para salir hacia los corredores)
Los primeros alumnos en salir de cada aula deben ser los de la fila mas cercana a la puerta y así sucesivamente, el resto de estudiantes debe permanecer bajo sus pupitres hasta que llegue su turno, los maestros tienen la obligación de permanecer en el aula hasta que el último de los alumnos haya salido.
Por ningún motivo debes salir con bolsones u objetos en la mano ya que pueden ser verdaderos obstáculos para ti o para los demás.
Al salir a los pasillos, debes dirigirte a las gradas de forma rápida pero nunca corriendo, una caída en estos casos puede causarte severas lesiones o a los compañeros que vendrán tras de ti.
El orden de evacuación debe ser:
En orden de aproximación, los mas cercanos al patio primero.
Los salones mas próximos al patio deben emplazarse al extremo, lo mas lejos, para que los salones mas lejanos al patio encuentren espacio para reunirse.
Las aulas mas cerca al patio se van a la zona mas lejana  (AULAS UBICACIÓN EN EL PATIO RUTA DE EVACUACIÓN).
Los alumnos deberán caminar del lado del pasillo en el cual está su aula, esto para no causar bloqueos en los salones del otro lado.
Debes descender las gradas con sumo cuidado y utilizando las que dan a las canchas y nunca las que dan a la dirección de primaria, al terminar de bajar debes dirigirte a toda prisa hacia un área abierta establecida previamente,
Ejemplo: (Para secundaria la parte norte de la cancha de fútbol) y reunirte con los de tu grado para que los maestros puedan comprobar que el grupo esté completo.
Si te encuentras en el laboratorio de computación o en cualquiera de los salones del edificio de oficinas BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA debes intentar salir del edificio, ni utilizar el ascensor o correr hacia las gradas. Considerado como área crítica, debe estar plasmado en el Plan de Contingencia.
Considerando que la estructura es mayormente de vidrio, lo que debes hacer es alejarte lo más posible de las ventanas y resguardarte bajo las mesas hasta que pase la emergencia, los encargados del laboratorio deberán en esta situación cortar la corriente eléctrica lo mas rápido que sea posible para evitar que los cables o monitores causen daño a los alumnos o provoquen fuego.
Si el sismo ocurre durante una pausa o almuerzo debes alejarte rápidamente de áreas como cafetería, baños, pasillos, cualquier zona aledaña a los edificios, y dirigirte a las áreas de reunión establecidas.
En Casa:
En casa debemos mantener las salidas libres de cualquier obstáculo como sillones, mesas de centro etc.
Mantener sin llave o aldaba las puertas en las que no sea absolutamente necesario.
Elaborar en familia un plan de emergencia señalando rutas de evacuación zonas seguras de la casa etc.
Tener cerca de la salida convenida una mochila o bolsa que contenga:
Una linterna con pilas nuevas.
Un radio de transistores.
Medicinas e implementos para primeros auxilios.
Un teléfono celular.
Frazadas o ropa abrigada.
Dinero y llaves de la casa.
Como en toda emergencia lo primero es guardar la calma y estar atento a las personas que estén cerca de nosotros, principalmente si tienes hermanos pequeños a los cuales deberás tomar de la mano o cargarlos e inmediatamente dar aviso que lo tienes.
Debes protegerte bajo marcos de puertas, mesas, pilas o camas solamente si la evacuación resultara demasiado riesgosa, (por ejemplo si vives en edificios o casas con tejas o vigas de madera que puedan caerse con facilidad)
Durante la ruta de evacuación debes alejarte de ventanas o lámparas, si es posible un miembro de la familia debe cortar la corriente eléctrica y desconectar las líneas de gas.
Al salir la familia debe reunirse en un área convenida previamente que esté alejada de edificios y postes de energía eléctrica.
Cuando el sismo cese, es recomendable permanecer fuera por un tiempo prudencial cabe recordar que muchas veces los sismos son acompañados por réplicas de la misma o menor intensidad pero igualmente peligrosos, estas réplicas normalmente se dan en el transcurso de 30 minutos o una hora.
Al retornar a sus casas no se debe encender luces o cerillos hasta cerciorarse que no existen fugas de gas lo cual es común en estos casos, luego de esto es necesario revisar todas las paredes para corroborar posibles daños estructurales.
Finalmente:
Durante una emergencia el guardar la calma solamente se consigue en la medida en la que sabemos como actuar por lo cual debes tomar en cuenta estas recomendaciones así como las disposiciones que los maestros y tus padres te indiquen.
La prevención es tarea de todos. Elaborado por: Prof. Wilber Roberto Duarte.







DIPUTADO FRANCISCO JIMÉNEZ HUERTA PRESENTE EN APOCALIPSIS RADIAL.

SALUDOS MI GENTE BONITA!!!... LES DESEO UN MARAVILLOSO INICIÓ DE SEMANA CARGADO DE MUCHAS BUENAS VIBRAS. #HOY USTEDES Y YO TENEMOS UNA ...