miércoles, 15 de febrero de 2017

Que una mala experiencia no te quite las ganas de volverte a enamorar.



NADA ES IGUAL.

Cuando piensas que por fin has superado el mal de amores y que en tu próxima relación sentimental todo será diferente porque tienes todo bajo control, estas preparada(o) para disfrutar de un romance sin estropear tus sentimientos debido a que has comprendido perfectamente que nada en este mundo es duradero y todo es pasajero, así que te arriesgas a jugartela por un nuevo romance.

Todo marcha de maravillas los primeros días, todo es alegría y dicha, pasando así los primeros meses en los que has calculado lo que debe durar esta tertulia, y te preparas para el desenlace de la aventura que decidiste disfrutar con esa persona que llegó a tu vida y con la que intercambiaste pasatiempos y momentos felices y uno que otro triste, en los que tal vez no faltó la vaga ilusión de imaginarse juntos en una vida de casados y con hijos.

Entonces, transcurren otros meses y haces el conteo del tiempo que han avanzado, previniendo ya la ansiosa ruptura, en la que tal vez dependa de ti poner un punto final a la historia porque sabes bien que es así como funcionan las relaciones de este siglo XXI. 

Solo que hay un detalle, has notado que los primeros meses fueron de dulces tertulias y sorpresas para después todo volcarse a distanciamientos, desacuerdos y algunas discusiones, ya los defectos de ambos se hacen más notorios en la relación sentimental, pero cuando estas a punto de culminar la relación y expresan todos sus desacuerdos; a la otra persona se le ocurre mencionar con gran tristeza el afamado -"te amo y no quiero perderte, solo necesito que me entiendas, que me comprendas y confíes en mi", cuando en realidad la relación está más fría que un témpano de hielo. 

Todo esto se vuelve incomodo, porque quizá piensas que estás actuando bruscamente sin considerar las buenas intenciones y verdaderos sentimientos de la otra persona. De pronto te miras como la/el mala(o) de la historia, y mil ideas y pensamientos cruzan por tu mente hablandando por un instante tu decisión de concluir está relación.

Y una situación inexplicable que te altera las emociones, llegan a tu vida oportunidades de entablar nuevas y mejores relaciones sentimentales, pero pues prefieres hacer las cosas bien, entras en la encrucijada de luchar por salvar tu relación actual o terminarla e iniciar una nueva sin culpa alguna. Y como has hablado ya con tu pareja y te ha echó saber que le importas pero que debes tener paciencia y comprenderle, optas por darle esa oportunidad de continuar con la relación que cada vez es más complicada y no por ti que has estado ahí presente cada día siendo tan atenta(o) y comprensible con tu pareja. Sacas de tu mente a esas personitas que te coquetean y prefieres enfocarte en tu vida y en esa relación especial en la que alargas un periodo más de momentos felices.

Y es aquí cuando te vuelves más frágil, estas aceptando que deseas algo serio y empiezas a comprometerte mas en la relación, pero esta vez sola(o) debido a que la otra persona se encuentra confiado(a) que ya te gano lo sentimental y estarás como una marioneta a su antojo, pues sus acciones te hacen sentir tan estupida(o) que solo sientes sofocarte al paso de los días y el coraje empieza a hacer estragos en tu conducta, pues mientras tu estás ahi dando lo mejor de ti para que la relación funcione, tu pareja se muestras más lejano(a) que el sol, y te consume la hiateria de verte utiliada(o) y perdiendo solo el tiempo, recibiendo pretextos y excusas de la otra persona pues antepone sus problemas, no se comunica ni te toma en cuenta, se olvida a veces hasta de planes que acordaron, enfoca más su atención a su propia vida y la de sus desmanes sin decirte que carajos ocurre y te va omitiendo.

Cuando al fin te llenas de valor, te das cuanta que vales muchisimo para soportar ser la burla de cualquier persona que quiera engañarte, anularte yymentirte. Sin más espera sabes que es el momento de cerrar urgentemente ese ciclo de está relación. Ser considerados, bondadosos y amorosos, permite que a algunas personas convenidas, oportunitas y chantajista quieran aprovecharse de la ocasión y nos inventan tantos dramas y nos envuelven en cada ridícula historia que solemos creerles porque de alguna forma nos conmueven con sus actuaciones de telenovela, vaya tipo de experiencias que nos dejan sin ganas de volver a creer en las demás personas.

Pasa un tiempo de duelo, piensas que has amado  realmente a la persona por aceptarle tal cuál era, por darle un buen trato y encariñarte demasiado. Los recuerdos te duelen, no comprendes porque el daño emocional que ocasiona esa persona después de aceptar continuar la relación cuando tenías ya ganas de terminar, te haces vulnerable y otra vez estas aquí sufriendo un desamor por haber confiado ciegamente en quien no debias. Ya no te duele el tiempo invertido, el sentimiento desarrollado, solo duele volver a sufrir por amor. Siendo sinceros ni se te acaba por eso la vida, aunque te hiere la actitud tan desconsiderada y jodida de la otra persona, eres tú quien pone fin a la situación. Descubres que has sido parte del juego de un ser sin valores ni educación a quien elegiste querer por un tiempo y no debes sentir remordimiento alguno, pues es parte de crecer y conocer más acerca del medio en el que te encuentras. No puedes culpar a la otra persona por ser como es, solo queda aprender a salir de esa relación que tuvo sus buenos y malos momentos, y despues seguir adelante.

Ahora pasado el tiempo podrás reír porque supondrás que han tratado de lastimarte, y tu orgullo te hará pensar con coraje, más debemos aprender a controlarnos y a reflexinar, pues nuestro amor propio y dignidad siguen siendo lo máximo y nos liberan de pésimas situaciones en las que podemos caer hasta el fondo, y siendo sinceros, teniendo un buen corazón y al sentir cariño por aquella persona que nos hizo feliz un tiempo, y como haya sido, al fin de cuenta nos hizo sentir bien y felices.

Ahora bien, si en verdad has sido tú quien considera que sintió amor, se debe aceptar la situación tal cual resulte y por ese mismo sentimiento puro del amor, solo debes esperar que le vaya bien a aquel ser que has amado, deseandole bien y que cambie para bien y no ande por la vida jugando con los sentimientos porque le puede ir faltal. Amar es un hermoso sentimiento y valor que nos engrandece y ennoblece, quién ama no desea el mal y antepone su dolor antes que herir a quien tanto se ha amado.

A veces nos negamos a sentir amor por alguien después de haber sido lastimados en algunas ocasiones procurando no involucrarnos más allá de un compromiso serio, pero es imposible no sentir amor cuando tenemos un gran corazón y un pensamiento sano. Cada experiencia no nos asegura el éxito o el fracaso en nuestras próximas relaciones, todo se torna diferente en cada una de ellas, aquí lo importante y primordial es la calidad de personas integras que somos y seremos por el resto de nuestras vidas. 

Disfruta de cada una de tus relaciones, solo cuida de ti y de la otra persona, algunas merecen todo nuestro respeto y admiracion aunque otras más se ganen el desprecio debemos aprender a perdonar y jamás permitir que atenten contra nuestro bienestar físico y moral. 

Todos tenemos derecho de amar y ser amados. No dejemos que nuestras malas experiencias pasadas marquen el resto de nuestra vida, pensando que tenemos ya todo calculado o que todas las relaciones sentimentales serán lo mismo y que tenemos todo resuelto, siendo realistas y objetivos nada es igual. Valora cada instante de tu vida como se presente y has valer el momento, solo ten presente que a la única persona a quien no debemos fallar o defraudar es a nosotros mismos. Por mi parte, les deseo una hermosa vida llena de buena fe, mucho amor y prosperidad.

Autora: Alma Apocalipsis (Gp-Aa).

No hay comentarios:

DIPUTADO FRANCISCO JIMÉNEZ HUERTA PRESENTE EN APOCALIPSIS RADIAL.

SALUDOS MI GENTE BONITA!!!... LES DESEO UN MARAVILLOSO INICIÓ DE SEMANA CARGADO DE MUCHAS BUENAS VIBRAS. #HOY USTEDES Y YO TENEMOS UNA ...