sábado, 19 de agosto de 2017

El olvido es un buen remedio ante la tristeza y el dolor.

OLVIDO

Son tantas noches las que te he pensado, tantos días en los que no dejó de recordar cada suceso a tu lado.

No logro comprender que fue lo que hice mal, cómo puede ser posible que en un ser exista tanta inconciencia para herir a quien le ama con el alma.

Llegó al grado de pensar si es cariño o lastima la que me conmueve a pensarte y preocuparme por tu bien pesé a las tramas y trampas de tu vida en mi camino.

No me siento mal por mi si no por lo que tú puedas sufrir con tan miserable existencia a consecuencia de tu desequilibrio mental y falta de amor.

Solo quiera un poco de paz sin que aparezcas en mis sueños y verte ahí ansiando que siga cerca, si al despertar atormentas mis días con tu orgullo estúpido y tus malas acciones.
Solo quiero olvidar tu nombre y todo tu ser, no me siento culpable de nada pues hice lo mejor para ti aunque al final echaras todo por la borda al elegir seguir entre tanta basura de la sociedad.

Porque aún en mis sueños te miro llorar y mi corazón no te puede abandonar sin antes verte sonreír en un mejor lugar donde no me alcancen los fantasmas de tu dolor en el fondo de tu alma.
En la realidad finges ser fuerte y te llenas de orgullo entre desmanes arruinado tu vida sin darte cuenta, y en mis sueños nuevamente apareces deteniendo mis pasos suplicando que esté a tu lado y, eso me destroza no poder hacer más.

Tal vez solo sean sueños sobre de ti que se niegan a olvidarte, solo quiero no ser inoportuna y ya no demorarme ante el olvido irreversible de tu existencia en mi vida.
Olvido, cuanto bien me haría el olvido, si tú de mi no necesitas ni siquiera un saludo, si miro que tu vida ya esta lejos de mi presente.
Necesito olvidarte, necesito no pensarte, necesito olvidar que te quise, necesito olvidar tu existencia en mi vida.

Ingrato es el ser que no valora el amor que se le da y lo derrocha entre el juego y la perdición.
Fui tan lejos acercándome a tu ser, casi por descuidó me abandono, pero ahora viajo a mi encuentro para reconstruir mi ser y volver al camino de luz.

El cariño por ti se extinguió desde el día que abrí los ojos y mire tu frívolo ser, más mi compasión tortura mis sueños pensando que estas mal y se me revelan tus fantasmas entre sollozos que me buscan y persiguen.

Olvidó, solo deseo olvido y alejarme de ti, porque eres solo veneno en realidad y mucho más ahora que tienes malas mañas y nada bueno en tu corazón.

Autora: Alma Apocalipsis (Gp-Aa)

HABLANDO DE ROCK.